Imperial Cleaning

LA SITUACIÓN SOCIAL EN MÉXICO

Edwin Amaya 16 de diciembre de ,

Menú de navegación

Pieza clave del Desarrollo Nacional

La famosa actriz de telenovelas fue a confesarse con el padre Arsilio. Hizo el amor con ella dos, tres veces. La verdad es que la hacienda mexicana era una entidad altamente productiva.

Ahora cientos de miles de campesinos viven de milagro, por no decir que de limosna. Una linda chica y un apuesto muchacho. Llegaron a una isla desierta. En la cantina disputaban dos borrachos. Le dijo uno a otro: El conejito y la conejita se dispusieron a salir: La justicia se politiza. Le dijo al funcionario: Fueron al departamento del tipo: En el vestidor del club, dos chicas se preparaban para ir a su clase de tenis. Pepito era boy scout. En el sepelio de la comadre, el compadre lloraba desgarradoramente.

Cierta noche quiso hacerle el amor. Un hombre paseaba por una playa solitaria. Le dijo la sonorosa voz: El sujeto, asustado, se detuvo. Le dijo la voz, otra vez con una sola palabra: Afrodisio Pitongo, hombre proclive a la concupiscencia de la carne, le dijo a un amigo: Con tono de reproche le dijo entonces el muchacho: Simplemente me dirijo a cada una de las partes de su cuerpo. Afrodisio, hombre salaz, estaba en el hospital, vendado de la cabeza a los pies cual momia egipcia.

Hubo un encuentro de obispos en un hotel de la ciudad. El oso polar le dijo muy enojado a su hembra: Todas las noches Pepito rezaba devotamente sus oraciones antes de acostarse.

Y una noche dijo Pepito al rezar: Cuando llegaron empezaban a sonar las 11 en el reloj del templo parroquial. Vengo con dos amigos. Llorosa le dijo la mujer: En una solitaria playa se hallaba un hombre joven tomando el sol en peletier, vale decir sin nada encima. Ellas se acercaron y lo observaron con detenimiento.

En el momento del amor la esposa del gran jefe de los pieles rojas le dijo a su consorte: El obispo iba a llegar al pueblo en visita pastoral. Al terminar el trance le dijo: De los tres principales: Reafirmo mi postura en el sentido de que no debe haber diputados y senadores que no hayan sido electos en las urnas por los ciudadanos.

Rosilita le dijo a Pepito: Le dijo a Rosilita: Las dos parejas fueron a pasar su luna de miel en el mismo hotel de playa. Le dijo a su mujer: Triste, muy triste fue, e indignante, haber visto coches estacionados al pie del asta de la bandera nacional. Augurio Malsinado es un perdedor nato. Opuso la que llamaba: Fue a una casa de mala nota y todas las mujeres le dijeron: Se le vio tranquilo, relajado, con dominio absoluto de la escena.

Entonces no lo pusiste en su lugar, insensata; lo pusiste en el tuyo Es bueno que haya desaparecido toda esa pompa y esa circunstancia. Suena como frase de informe presidencial En la feria del pueblo soltaron una marranita ensebada.

Pirulina le vio la correspondiente parte y dijo: Preparativos de la boda: Ni los mayores villanos de la pantalla -Edward G. Empieza hoy septiembre, el mes de la Patria. Eso quiere decir que no le cabe culpa en las perversidades de sus malos hijos, y que tiene al mismo tiempo la fortaleza de los diamantes, y su luz. Decir esto no es patrioterismo. No vine a confesarme. Le dijo un hombre joven a su padre: Le dijo a su esposa: Nuestro personal se encarga de su cuidado y su mantenimiento.

Pasaremos el verano en mi quinta de la Toscana, y el invierno en mi isla privada en las Baleares. A la hora de la hora se apretaba. La mujer de Capronio, sujeto ruin y desconsiderado, se quejaba de la frialdad de su consorte. No creo que nadie pueda lanzarla, sobre todo cuando se habla de culpas de la carne. De la cintura para arriba todos somos santos.

El noveno mandamiento es el que dice: El sujeto, sin embargo, no era zurdo. Hay en ese relato un juego de palabras.

Era de raza negra este hombre. Lo balearon unos muchachos de buena sociedad enemigos de su dictadura. Don Cucoldo hizo un viaje de negocios. La verdad, me gusta sentir el afecto de la gente. Esto de ser juglar itinerante tiene sus recompensas. Una de ellas es recibir tales muestras de afecto.

Nadie se alarme ni se exalte nadie. Culichi para el hombre, culichi para la mujer. En la mujer pega mejor: El modo de hablar de los culichis es sabroso. Si alguien te pregunta muy serio: Las urracas son cachoras.

Y escuchen esta frase: Y va de cuento. Eso quiere decir que trabajaba en el zumbido, en la zona de tolerancia. Tampoco se exalte nadie, ni se alarme, por el uso de ese diminutivo. A la misma especie pertenecen ambos: El purista es un puritano del lenguaje; el puritano es un purista de la moralidad. Era viernes por la noche.

Al llegar a su domicilio -eran las 11 de la noche- no vio a su mujer. Pemex ha sido siempre una fuente de corruptelas. Dos borrachines se contaban sus vidas uno al otro. Al despedirse del inexperto galancete le dijo Susiflor: Lo acusaba de haber abusado de ella. Los escoceses, ya se sabe, tienen fama de avaros, cicateros, agarrados. La denunciante le dijo al juez: Dos viboritas estaban platicando en lo alto de una colina desde la cual se dominaba todo el panorama.

Contrariamente a eso Claudio X. Al punto dijo el individuo: Los novios le dijeron al buen Padre Arsilio: Cierto predicador le dijo a Groucho Marx: Quien esto escribe no es un inmoralista como Gide. Carece del talento necesario para serlo. Los diputados y senadores no electos deben desaparecer de plano, todos.

Ni un solo senador o diputado debe haber que no haya sido electo por los ciudadanos. Le dice el cura a la monjita: Se resisten los cenetistas a ser evaluados, pues saben bien que no pueden pasar ninguna prueba. Es hora ya de poner un alto a esos abusos. Terminada la jornada, y antes de que los rayos del Sol los hiciera peligrar, se reunieron a dilucidar la apuesta. Estaba comprometido ya para casarse. Le dijo el padre, hombre machista: Si esta misma noche le haces el amor a tu novia, es que eres un hombre.

En ese caso debo ser una ratota. Hombre bueno es Roberto, hombre de bien. Fue un excelente alcalde de Saltillo, diputado a la legislatura local y secretario general de Gobierno. Cuando se vio obligado a dejar el poder lo hizo con serenidad, sin amarguras ni rencores. En estos tiempos -y en todos- eso vale mucho. Hubo un pleito en la boda. Hoy quiero hablar del silbidito. Pero hoy no quiero hablar de cosas de hoy, sino de ayer. Lo que me cuesta trabajo es hacer un esfuerzo de realidad.

Se recarga en el poste con actitud estudiada, entre elegante y displicente. Cruza la pierna derecha sobre la izquierda, y el pie de esa pierna lo pone de punta sobre el suelo. Ya son las 8 y cuarto de la noche y ella no aparece. La cita era a las 8. Las mujeres y la felicidad siempre se hacen esperar.

Ahora ya no se escucha el silbido. Pero las cosas cambian. Monclova, en mi natal Coahuila, es ciudad hospitalaria y laboriosa. Tengo con ella deuda de afecto y agradecimiento: Estuve en Monclova este pasado jueves. Fui invitado por un grupo de personas de buena voluntad que aman a los animales y se preocupan por evitarles sufrimientos. Soy un bendito de Dios: Don Ruperto narraba con gracia y donosura aquella linda historia: Firme, derecho, macizo, como deben estar los hombres en estas circunstancias.

El hueco que vas a llenar es enorme, lo sabemos todos. Faltaba, sin embargo, lo mejor. Un tipo le dijo a su vecino: El doctor Duerf era analista especializado en tratar mujeres. En cambio yo soy un optimista: Era el sujeto de los gases. Otro del mismo personaje. Nos hace ver lo que no vemos; al dibujar consigue que se saluden y se den la mano la verdad y la sonrisa. Artista genial, es hombre bueno. He tenido la fortuna de tratarlo y puedo dar testimonio de su generosidad, de su gran calidad humana.

Es amable y cordial; tiene la sencillez de los que valen. Le dijo a su marido: Pasaron luego frente a una tienda de pieles. Acontecimientos como el de Vallarta derivan de la arrogancia de quienes se ven de pronto con unas migajas de poder. Pierden entonces el piso; se sienten invulnerables; piensan que a ellos no los obligan las normas de la moral y del derecho. Si no me cree haga la prueba. Augurio Malsinado es el hombre de peor suerte que hay.

Las escasas voces que contra la reforma se elevaron, entre la propaganda oficialista se perdieron. Hay quienes estamos convencidos de que los cambios hechos eran necesarios. La buena noticia, entonces, es que se hizo un cambio impostergable ya. La casa, el coche, los muebles. Relataba Capronio, sujeto ruin y desconsiderado: Viene ahora un cuento de color subido.

Quienes no gusten de leer cuentos de esa tonalidad deben suspender en este mismo punto la lectura. Eres un mentiroso -le dijo uno-. No lo digo por hacerme propaganda, pero soy un pecador. Y ni siquiera un gran pecador -mea maxima culpa: Una de las peores faltas que hay es la soberbia. La soberbia, pienso, es el pecado de los tontos, exasperante siempre y risible muchas veces. Impuso su criterio, a mi entender equivocado: En el momento mismo en que estaban entregados al consabido in-and-out, Afrodisio le dijo a la muchacha: Era humilde y callada.

Al punto las miradas se volvieron hacia Teresita. Todas rieron al ver la pobreza de sus prendas. A Teresita no le dijo nada. No se cansa uno de asombrarse. A Teresita le fue bien. A la de la pluma Parker le fue mal. Dijo con tristeza al recibirla: No se cansa uno de asombrarse En la fiesta de bodas gritaban unos: Le dijo el cicatero: Babalucas fue a la tienda de mascotas a comprar un pez dorado.

Algo de sagrado, entonces, tiene el trabajo, y no se le puede considerar meramente una cosa que se compra y se vende. Yo no me hago responsable Me dijo la rubia: Hace tiempo tengo el deseo de charlar con usted, pues me parece un hombre interesante. Dijo entonces la muchacha: El coche era prestado. La ropa no era de marca Hicieron un buen acopio de bolitas y fabricaron cerbatanas de papel. Dos tipos fueron con sus respectivas esposas a pasar vacaciones en la playa.

Echaron a caminar por la playa. Los bellacos individuos empezaron a calificarlas en una escala de 0 a La muchacha le dio la mala noticia a su marido. Su esposa le dijo: El que tenemos funciona muy bien. Puedes entrar en la morada de la eterna bienaventuranza.

El tuyo siempre es igual, el mismo siempre. El resto nos debatimos entre dos opuestas propagandas: Dijo el joven y apuesto disertante: Iba completamente en peletier, es decir, sin nada de ropa encima. Capronio, sujeto ruin y desconsiderado, le dijo a su novia: La democracia, dijo alguien, es el gobierno de los pocos mucho en beneficio de los muchos poco.

Iban a comprar preservativos. Enero, febrero, marzo, abril Un hombre caminaba por la playa. Le dijo el acupunturista: Nervioso, el muchacho le dio unas pastillas. Con las salidas no tengo problemas. Le dijo hecha una furia, los brazos en jarras y el semblante descompuesto: La dama expuso a Ios habitantes deI pueblo el motivo de su viaje: AI frente deI grupo vienen los "abrecampo", que provocan la risa de los asistentes. Los santos apenas si se notan entre las flores y el humo del estoraque.

Un sarape de Saltillo de Chiauhtempan, Tlaxcala atravesado, completa el atuendo. Hay concursos, bailes populares y torneos de equipos deportivos. De pronto empiezan a bailar en silencio y se arrodillan, pero enseguida vuelven el ruido y los vivas interminables.

Dicen los conocedores que la historia de esta etnia se puede resumir en la memoria del olvido. Todos los grupos tienen rutas de viaje preestablecidas con puntos determinados en donde descansan, rezan y se unen con los otros contingentes.

Poco a poco se empiezan a reunir los integrantes de los respectivos contingentes y cada caporal se encarga de organizarlos para reiniciar la marcha. Las tojolabales son damas de porte elegante, gustan del turbante, del sombrero vaquero, de las botas y de las zapatillas de colores.

Son las dos y media de la tarde cuando el grueso contingente llega a las afueras de la Trinitaria. En ese momento las gordas y negras nubes que giraban sobre nuestras cabezas desde un par de horas antes, abren sus compuertas y la lluvia se precipita. Sin embargo, el hombre que arrastra la cruz azuza a su verdugo: Trepado en la cajuela de un carro se encuentra el Judas de trapo, con un letrero en el la espada que dice "traidor" y una bolsa de monedas en la mano.

Varios actores calzan huaraches o tenis y otros, al igual que Cristo y los ladrones, van descalzos. La multitud espera en Nicalococ. Cargado entre varias personas, el gigantesco Judas de alambre y trapo baila entre los concurrentes. Al anochecer, en la penumbra, Judas empieza a musitar su arrepentimiento. Los aspirantes se restriegan polvo y tierra en la ropa, en los brazos y la entrepierna para no deslizarse en el abrazo y prensar en el impulso, "para amarrar la trepada", como dicen ellos.

La Quemada del Judas. Algunos extractos del testamento de Judas son los siguientes: A todos mis amigotes

').f(b.get([

Share this:

Leave a Reply

You must be logged in to post a comment.